Porqué yo no voy a la huelga.

Hace un rato un amigo me decía que había que ir a la huelga, que es un derecho que tenemos para expresarnos y hacer presión al sector político. Y sí claro, tiene razón, la huelga es un derecho que costó mucho conseguir y por el que muchos lucharon, pero… ¿Qué sentido tiene esta huelga?

Desde mi punto de vista la clase política ya sabe que estamos ahogados, que el país se resiente por una crisis que deja a familias enteras en la calle. Sabe que estamos en contra de más retiradas de ayudas, de subidas de impuestos, recortes, y pérdida de derechos, y también saben que lo que ya hicieron lo van a seguir haciendo. A los políticos ya no les interesa la soberanía nacional ni lo que piense el pueblo, solo les interesa convencernos una vez cada cuatro años de que son la mejor opción. Y mientras, saben que se tienen que tragar alguna huelga, que tienen que dejar que nos quejemos para dar la impresión de que piensan en el pueblo, pero no nos equivoquemos, hasta el día de la huelga está pactado por ellos.

Los sindicatos, que antaño fueron la asociación de los trabajadores unidos para un fin, ahora son una clase política más. Los vemos corruptos, con la ideología como bandera pero siempre dependientes de negociar con los mismos contra los que protestamos. Señores una huelga no es eso, no es juntarse un día pactado para que el populacho se queje de algo que ya está establecido. Una huelga es la unión de todos para rechazar una ley que la sociedad no quiere y pararla a tiempo, y para recordarle a ese señor que manda, que está ahí porque la mayoría lo ha querido así.

Y con esto no quiero decir que no sean necesarios algunos de los recortes para salir de la crisis, por supuesto que necesitamos gastar menos. Pero a la gente de la calle nos indigna que a nosotros nos suban la luz, el gas, puede que el IVA, mientras que vemos como a los señores del congreso se compran un nuevo Iphone (no les valía el del año pasado), tienen desayunos comidas y cenas, coches con chófer, etc etc… Resulta que la gente de la calle también trabaja señores, y no pueden permitirse comer de restaurante cada día. Resulta que a la gente de la calle también le gusta el último juguete tecnológico, pero no puede permitírselo. Y si resulta que yo no puedo permitírmelo porque hay crisis, lo que más me ofende es que con mi dinero, que es el de todos, se lo permitan ustedes.

Así que no le veo sentido a la huelga. No le veo sentido al hecho de juntarme con mucha gente el día que han decidido los políticos para gritar y ponerme de mal humor. Las medidas contra las que se protesta ya han sido aprobadas, así que para mi la protesta llega tarde. Y no significa que no crea en las huelgas y en las manifestaciones, solo que pienso que ha llegado el momento de dejar a un lado a los sindicatos o de renovaros por completo (porque para mi han sido comprados para protestar una vez estuviese todo hecho), y de aprender a actuar a tiempo, no cuando todos sabemos que nada va a cambiar.

Y tú ¿Qué opinas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s